Klematis
Currículom
Klematis
Tapas
Klematis
Ensaladas
Klematis
Marisco
Klematis
Revueltos
Klematis
Arroces
Klematis
Sopas
Klematis
Cremas
Klematis
V y Vegetales
Klematis
Pastas
Klematis
Pucheros
Klematis
Pollo
Klematis
Aves
Klematis
Cordero
Klematis
Ternera
Klematis
Cochino
Klematis
Pescados
Klematis
Postres
Caza
Klematis
Masas
Klematis
Salsas
Klematis
Thermomix
Klematis
Fotos
Klematis
Trucos

UN NEGOCIO PROPIO. AUTOOCUPACIÓN






Una salida profesional por la que hemos decidido  opta, tanto yo, como un equipo de profesionales, y amigos, de la rama de la hostelería, Todos con larga experiencia tanto en cocina, como en Barra y salón, y en la actualidad dando tumbos por diferentes trabajos basuras y mal pagados, por ello hemos decidido llegar a montar esta idea nueva y con futuro.  Viendo la cantidad de locales vacios y en traspasos y alquiler, y contactando con nuestro amigo y gestor Jorge guerra, hemos optado por buscar una salida honrosa, para nosotros y algún posible, socio, inversor, dueño, o capital, para el presente y es en el autoempleo, ya sea de forma individual o colectiva.
En este documento encontraréis las características más importantes de la idea y propuesta, que hemos llegado a desarrollar y plantear, a todos los interesados en buscar una salida a esta situación actual del trabajo. El perfil personal es,  emprendedor,  y las distintas formas jurídicas en las que se puede constituir una empresa y una breve información sobre todos los aspectos más relevantes que se deben tener en cuenta al crear una empresa.
Cada vez son más las personas que optan por la creación de su propia empresa, ya sea individual o colectivamente, como forma de desarrollar su carrera profesional.
Crear una empresa es una actividad que requiere de una gran dosis de ilusión e imaginación que sirvan de motor y que permita superar los obstáculos y tirar adelante cuando las cosas se pongan difíciles, así como enfrentarse a situaciones que parecen irresolubles, sobre todo cuando la falta de recursos se hace evidente.
Ser empresario/aria es un oficio que hace falta aprender y perfeccionar para tener éxito. La creación de una empresa nace de una idea inicial, todavía poco definida y poco concreta, junto con una primera voluntad de establecerse por cuenta propia.

Podemos encontrar una fuente de ideas en:
  • Detectar una necesidad, quien detecta una necesidad a tiempo y sabe cubrirla adecuadamente tiene grandes posibilidades de tener éxito en el proyecto empresarial.
  • Detectar una falta, a veces no es necesario tener una gran idea deslumbrante. Es suficiente con descubrir algo que simplemente no se está haciendo y que si se llevara a la práctica podría tener éxito.
  • Detectar una deficiencia, muy relacionado con los puntos anteriores, estas ideas surgen cuando alguien se da cuenta que algo que se está haciendo no se hace correctamente o se podría hacer mejor. Es el caso de los profesionales que dejan el trabajo para establecerse por su cuenta en el mismo tipo de actividad.
  • Disfrutar de las aficiones, es necesario tener grandes conocimientos del tema y sin duda pasar muchas horas trabajando.
  • Cambios en la sociedad, es necesario estar atento a las necesidades y deseos de la gente.
  • LAS DIFICULTADES PREVIAS
Cuando alguien se plantea la posibilidad de establecerse por su cuenta a menudo se enfrenta a múltiples dificultades:
  • Un entorno generalmente escéptico, reticente a los cambios, que insiste en afirmar que no es bueno soñar, que hace falta aceptar la realidad, aunque esta no sea como a uno le gustaría.
  • La complejidad, tanto de la tramitación administrativa como de la diversidad de ayudas existentes y la forma de acceder.
  • Las dificultades para obtener la financiación necesaria con las mejores condiciones posibles.
  • La falta de planificación. Tener sueños, o tener ilusiones y objetivos ambiciosos en la vida es necesario para avanzar, pero esto no equivale a lanzarse a una aventura sin la más mínima previsión de lo que es necesario saber sobre lo que puede pasar.
Una gran parte de los fracasos de las nuevas empresas tiene su origen en la falta de una planificación adecuada que permita evaluar, al menos, los aspectos fundamentales que se tratan a continuación.

LA PLANIFICACIÓN INICIAL
El plan de empresa: en la planificación previa para empezar a llevar a cabo un proyecto de autoempleo se debe considerar como mínimo los aspectos siguientes:

·         La propia capacidad
La Capacidad que nosotros ofrecemos y disponemos es la profesionalidad, y la experiencia, tanto en la cocina, escandallos de platos, en compras de productos, y en control de Stop de productos, como en Sala y barra, con una gran experiencia en restaurantes, mesón, sala de eventos y salones de bodas, todos nosotros, hemos y trabajamos, desde nuestra niñez, en el ramos de la hostelería, y alguno, tenemos títulos, y diplomas en nuestras especialidades, y aun estando en el paro, seguimos, buscando cursos, y escuelas para seguir perfeccionando en nuestro gremio, ya que es una profesión, muy grata y hermosa, para nosotros.

·         El producto o servicio
En el producto servicio,  no queremos descubrir las Américas, ya que creemos que todo está descubierto, pero si, creemos, y sabemos, que los mismo productos y los servicios, en las misma zonas, a veces, solo es cuestión de cambiar ciertos elementos en la presentación, en la calidad, en el precio, y sobre todo en el servicio, y la limpieza de los mismo locales y productos.

·         El mercado
El mercado que hoy día tenemos delante de nosotros es duro, ya por la competitividad, como por la situación económica actual. La competitividad [de calidad y de precios] nosotros la comparamos y vemos, en la capacidad de generar la mayor satisfacción de nuestros futuros clientes, en La calidad del servicio con la capacidad de satisfacer a clientes, usuarios, en forma honesta, justa, solidaria y transparente, amable, puntual, etc., logrando altos grados de satisfacción en sus relaciones con la organización o institución proveedora del servicio la capacidad de poder ofrecer un menor precio fijada una cierta calidad, es decir, la optimización de la satisfacción o el precio fijados.

·         La organización.
Una condición necesaria para ello es la existencia, de un equipo de profesionales y  de un ambiente, estable, que transmita confianza, atraiga futuros clientes y proveedores, y un ambiente profesional (productivo y humano) que permita a la empresa  absorber, transformar y reproducir, adaptarse a los cambios en el contexto actual y producir una carta, con unos platos y tapas en que los productos, estén, en calidad y precio, asequibles, tanto para el beneficio de los clientes, como para la empresa. En lo que se denomina plan de empresa, que muestra el presente y el futuro del proyecto. Y permite observar la buena marcha del negocio, así como detectar las desviaciones que se produzcan, para rectificarlas a tiempo.

·         La financiación.
En Este punto Estamos abiertos a cualquier sugerencia, o propuesta por parte desde:
Empresarios, Inversores, Dueños de Local, etc. Y contamos con las posibles ayudas del estado o de las autonomías, que hubiera en el futuro.
Este referente debe soportar los primeros análisis en frío y la aparición, a la vez, de la detección de una oportunidad de mercado, de las primeras críticas y de los primeros inconvenientes propios de la puesta en marcha.
Nosotros como personas emprendedoras, al iniciar la actividad empresarial, hemos diseñado la primera planificación de tareas (plan de trabajo), que va ligado a la solución de aquellos aspectos detectados como puntos débiles y a la verificación de los puntos fuertes que auguran un buen futuro.
  1. La propia capacidad.
 Es necesario reflexionar y conocer las posibilidades, propias y de los socios -si los hay- para hacer realidad el proyecto, y prever en este momento inicial las contradicciones y obstáculos que posteriormente pueden surgir y hacerlo inviable. Las improvisaciones y sorpresas en este ámbito pueden traducirse en un proyecto inadecuado que acabe ocasionando pérdidas, propias y a terceros.

  1. El producto o servicio.
Hay muchos negocios que pueden parecer muy rentables desde una perspectiva de cliente o consumidor, pero que requieren muchas horas de trabajo para llevarlos a cabo. Es necesario conocer los proveedores, las condiciones de pago, los plazos y las características del servicio, las inversiones necesarias para producirlos, las infraestructuras, el coste de la evolución tecnológica, las formas de organización, los permisos necesarios, etc., y esto no sucede en las empresas de grandes dimensiones. El comercio o servicio más pequeño necesita de un cierto grado de dominio de los procesos de elaboración del producto o servicio, indispensables si se quiere afrontar con éxito el proyecto empresarial.

  1. El mercado.
El mercado es frecuentemente el gran olvidado. La aparición de una nueva empresa implica siempre la ampliación de una oferta de productos o servicios en un espacio, y por consiguiente la captación de clientes. Por bueno y original que sea el producto, siempre requiere una planificación cuidadosa que incluya el conocimiento de la competencia, los precios con que trabaja, los elementos que pueden hacer el producto más atractivo y que permitan detectar los cambios en el comportamiento de los consumidores, estudiar la forma como se hará llegar el producto, como se distribuirá, que publicidad se necesita para darlo a conocer, así como el precio de venta adecuado para que sea a la vez competitivo y rentable. En este apartado es necesario considerar que la competencia de hoy ya no se limita a nuestro entorno inmediato, sino que vivimos en un mundo cada vez más interconectado, en el que las máximas distancias se reducen a uno o dos días de transporte, y donde la comunicación mundial es instantánea.

  1. La financiación.
Tenemos presente que cuando se quieren captar recursos ajenos es necesario convencer a los agentes que los pueden proporcionar de la oportunidad y viabilidad del proyecto, y por  ello aportaremos,  las garantías necesarias (dentro de nuestras posibilidades)  para asegurar el retorno del préstamo.

  1. Por lo tanto será necesario:
·         Presentaremos un proyecto bien elaborado.
·         Demostraremos que nosotros como personas  emprendedoras creemos  en el proyecto y que ha aportado también, nuestros propios recursos al negocio, que en la realidad es el trabajo y todas las horas que se deban de estar en el negocio,  que queremos  emprender.
·         Sabemos que cuando se solicita un crédito o un préstamo, el banco o la caja o se busca un socio, estos, estudiará fundamentalmente:
·         El contenido del proyecto, las características del producto o servicio, los planes comercial y financiero.
·         La existencia de personas con experiencia que crean en la viabilidad del proyecto.
·         Las garantías que la persona emprendedora puede aportar para asegurar el retorno del préstamo en las condiciones y plazos establecidos.
·         Si la persona emprendedora aporta sus propios recursos económicos. Si una persona que quiere crear su medio de subsistencia o de mejora económica no tiene la intención de invertir todo lo que pueda en el proyecto, difícilmente podrá convencer a otro para que aporte su dinero y, todavía más, si este dinero se lo deben dejar como préstamo.
·         Por ello tenemos en cuenta que una vez empezado a funcionar el proyecto y, ya esté en marcha podamos acudir a los sitios, que están, y que nuestro gestor disponga para presentar toda la documentación necesaria, para poder agarrar cualquier ayuda para nuevos emprendedores.

Por estos motivos es fundamental trabajar con un buen gestor para la para la hora de estudiar la mejores vías en la parte financiera con detalle, estudiar qué recursos se pueden aportar y qué hace falta solicitar.

  1. La organización.
Como es necesario estructurar la empresa, analizar cuál es la mejor forma jurídica, como se contratan los colaboradores y como se debe organizar para ser el máximo de eficaces y eficientes. Y esto lo tenemos todo estudiado y con diferentes vías por posibles negocios con diferentes características.
LA CREACIÓN DE UNA EMPRESA
La creación de una empresa pasa por varias etapas que generalmente son:
  1. Primer análisis de la creación de una empresa.
  2. Redacción del plan de empresa.
  3. Buscar recursos y asumir el riesgo.
  4. Puesta en marcha de la empresa.
  5. Fase de lanzamiento de la empresa.
FORMAS JURÍDICAS
  • Empresario/aria individual: es persona física autónomo.
  • Sociedad anónima: es una sociedad en la que los socios ponen recursos en común para desarrollar alguna actividad de tipo empresarial con el objetivo de lograr beneficios..
LA PERSONA EMPRENEDORA
El perfil de la persona emprendedora tiene las siguientes características básicas:
  • Facilidad para tomar decisiones.
  • Capacidad de dirección.
  • Autonomía personal.
  • Innovación.
  • Creatividad.
  • Afán de superación.
  • Audacia y capacidad de asumir riesgos.
  • Equilibrio.
  • Capacidad de asumir responsabilidades.
Ventajas:

  • Desarrolla la creatividad, responsabilidad y habilidades.
  • Permite una mejor realización personal.
  • Mejora el reconocimiento social.
  • Facilita la autonomía de trabajo.